But there are dreams that cannot be.



El cielo se encapota de nubes, el mar comienza a ganarle la batalla a la arena, las olas se enfurecen y desean comerse el asfalto de las calles que vieron cómo pasaba un verano más. Tras él, Septiembre y su dolor. Empezó el invierno y con él el frío y mi sorpresa por descubrirte, por conocerte, porque, simplemente, pasases a formar parte de mi día a día. El cielo se despeja de nubes, el mar está demasiado lejos para saber de su rutina, las olas sólo se escuchan desde el fondo de mi corazón, pero apuesto mis pecas a que se mueren por comerse el asfalto de las calles que ven cómo pasa este invierno, pero no, éste no será un invierno más, espero que tú te encargues de ese detalle y que conviertas este invierno en un verano con algo de ropa de más. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

.